miércoles, enero 01, 2014

viernes, diciembre 27, 2013

Trascendental

Cada día me parece más irrelevante lo que hago. Mis esfuerzos están malgastados en la tarea que debo cumplir en este momento. Hace rato que me siento así.

Voy a terminar lo que empecé, después haré algo que sea trascendental, en el espacio y en el tiempo que me tocó vivir.

martes, diciembre 10, 2013

In his finest hour!

El momento de la verdad y esta cobija tan pesada.

miércoles, octubre 09, 2013

Internet radio

Ojalá Last.fm volviera a ofrecer Radio por internet sin limitaciones geográficas. Desde que dejaron de ofrecer ese servicio no he encontrado una página que sea capaz de hacer lo mismo. Primero fue Pandora, luego fue Last.fm; todo sea la avaricia y el amor a la lana ($$$$$).

martes, abril 16, 2013

Lang

Hacía tanto tiempo que no escribía en este blog que ya hasta puedo escribir en holandés!!
Hallo, Ik ben Cid.

Hoy me encontré con un problema del tipo 24. "¿Cuál es el tipo 24?" se preguntarán ustedes. El "tipo 24" es aquel en el que crees que todo el mundo conspira en tu contra, todo lo que sucede alrededor de tí tiene un significado cósmico que invariablemente tiene una intención negativa hacia tu persona; los que trabajan junto a tí conspiran, los que te conocen desde hace años lo saben, los que ni te acuerdas lo saben, lo saben, y los ingenieros lo saben, lo saben; y los periodistas los saben, lo saben...

Hace tiempo desinstalé el FIFA 11 de mi computadora porque me quitaba mucho tiempo (y porque el hijo de la chingada no me dejaba guardar mi Manager Mode donde ya tenía a Los Pumas con El Tricampeonato (sí, mayúsculas)). Sin embargo, y como era de esperarse, pasó algún tiempo y tuve la necesidad de jugar aquella hermosa simulación de fútbol una vez más. Sopresa mía cuando me encontré con que el mismo juego me permitía retomar la súpercampaña de los Pumas que había abandonado hace tanto tiempo al momento de desinstalar el juego.



¿Cómo sabe FIFA 11 que ya tenía una (épica) campaña con los Pumas? Obviamente, cualquier software que instalas en tu computadora es capaz de dejar archivos de registro guardados en algún arbitrario punto de la memoria de tu computadora. Sin embargo, bajo la influenza del poder el Rey Hertog Jan, esta noche he sentido la verdadera fuerza del terror al "ser observado", la paranoia, la psicosis de no estar solo, ser perseguido, estudiado, convertido en una lámina para vender en la papelería de la esquina.

Y el horror que venga.