martes, septiembre 18, 2007

De trabajos escritos y otros males

La verdadera razón por la que odio los trabajos escritos. No es por huevón (aunque algo hay de eso), no es por el desperdicio desmedido de papel (que también es cierto), la única y verdadera razón por la que se deben erradicar los trabajos escritos es por esto:


Mi cuarto parece una bodega, tengo documentos de preparatoria ahí perdidos. Seamos sinceros, los ensayos, resúmenes, proyectos explicativos e informes son un desperdicio de tiempo para quien los redacta como para quien los revisa. Tan fácil que es preguntar:

Profesor: "Entendieron?"
Alumnos: "Si!"

Y ya el que en realidad no entendió pues que se lo atoren en el examen. Al final todos esos papeles terminarán quemados en una chimenea o desperdiciados en el bote de la basura (hay quienes los usan para limpiarse cierta zona complicada de alcanzar). Evitemos que nuestros árboles terminen embarrados de cajeta, erradiquemos los trabajos escritos y cuidemos los bosques!

No hay comentarios.: