miércoles, abril 15, 2009

Retrogrado

Para aquellas personas nacidas cerca del año 2000, hablar sobre una Máquina de Escribir es como hablar de la fotografía en blanco y negro, el cine mudo, la máquina de vapor, la coca-cola verde o una que otra cosa rara que proviene del pasado. ¿Y cómo pensar que en la actualidad alguna de estas cosas todavía nos serían útiles? Pues aunque usted no lo crea, en el 3er mundo en el que se vive SÍ es posible.

Llevo desde Febrero tratando de iniciar un trámite que hasta ahora sólo me ha dado dolor de cabeza. Además de que para dicho trámite hay que llevar sepa usted cuántos papeles y formatos, a todo hay que sacarle copia y recopia (nunca está de más), es el burocrático sistema mexicano que nos rige. Pero el colmo de todo esto es que hay formatos que se deben llenar A MAQUINA, sí, a inicios del tercer milenio, con toda la tecnología existente y/o con toda la sencillez que es llenar las cosas a mano, NO! La maldita Forma 5 de SAT debe llenarse a máquina.

"No debe ser mucho problema", pensará usted, pero la realidad es que me las vi negras para encontrar quién tuviera una máquina de escribir y sobretodo descifrar su funcionamiento, una odisea!

Agradezco mucho a la amiga Csi que muy amablemente me prestó su Typestar 110 (imagen a la derecha) con la cual (y después de echar a perder 2 hojas) logré llenar la forma 5 de SAT y así podré terminar el p*to trámite que necesito.

Y por supuesto, después de estar peleando con esa máquina de escribir por más de 1 hora, ahora soy todo un experto en mecanografía antigua, si algún día requieren llenar la forma 5 de SAT o algo por el estilo, no duden en llamarme. Eso o que haya un ataque zombie en el edificio de SAT y maten a todos.

No hay comentarios.: