lunes, septiembre 28, 2009

Bicicleta

Desde inicios de este mes estoy viviendo con unos tíos por el sur de la ciudad. La cosa ha estado decente, no como la diversión que había cuando estaba en casa de mis primos pero igual ha estado bien.

De las ventajas que existen de vivir en esos rumbos es que las clases de italiano a las que me inscribí me quedan relativamente cerca. Cerca para ir en carro pero lejos para ir caminando. Decidí entonces que el recorrido casa-clase-casa lo haría en bicicleta y de esa forma a) ahorraría en gasolina, y b) haría ejercicio cada día.

Tomé prestada la bicicleta de mi prima, ajusté los frenos, engrasé la cadena e inflé las llantas, luego por la tarde realicé un reconocimiento de la ruta a seguir. La ida no está tan mal, pura bajadita. Las complicaciones vinieron al intentar regresar puesto que además de que es pura subida, el camino no tiene pavimento, es un empedrado típico de la zona.

Las clases de italiano terminan a finales de Enero, así que por los próximos 4 meses a) me pondré bien buenote, o b) me atropellan a mitad de Insurgentes Sur.

1 comentario:

Carmen dijo...

Jajaja, y como quedaste?? Recién empiezo a leer tu blog y por lo pronto lo encuentro divertidísimo. Que sigan los posts!! =)